Entradas recientes

Artículos

Ahora, conciliamos y concertamos los castigos: el diálogo por delante

Elder Vanegas, quien estuvo acompañado de su hija y su esposa dijo que fueron sesiones muy interesantes para alcanzar una comunicación más afectiva con los hijos, ejercer reglas con los adolescentes y también con los niños pequeños, porque son lenguajes y códigos distintos.

“Son siete talleres, para lograr conseguir herramientas para organizar la convivencia en casa. Una situación que parece sencilla, pero es la más compleja de todas, porque hay que acordar y respetar las diferencias de los gustos de todos”, dijo este padre de familia pereirano.

IMG_8239

Reiteró la gran importancia, de conciliar, concertar, establecer reglas y para cada una de esas reglas una sanción leve o fuerte, dependiendo de la falta. “No se puede llegar a extremos. Ahora incluso los hijos se autoimponen y autorregulan sus castigos, lo cual en nuestra época era casi imposible. Recomiendo a ojo cerrado este gran programa”, dijo.

No Comment

0