Artículos

IMAGEN_1521017791

Supersalud debe habilitar en Risaralda a otra EPS: consecuencias de la “fallida” venta de Cafesalud

 

Una vez se supo de la cancelación del negocio de venta de Cafesalud a Medimás, por incumplimientos en una serie de aspectos, que condujeron a que los agentes liquidadores del grupo Saludcoop, propietario a su vez de la primera EPS, tomaran esa decisión, los daños colaterales a nivel regional comienzan a aflorar.

En el departamento la situación es aún más grave, así lo aseguró Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora Ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda, AHR, toda vez que la antigua Cafesalud (temporalmente Medimás por apenas 14 meses) concentra el 45% de la población afiliada al régimen subsidiada del departamento.

En Risaralda la EPS Medimás tiene afiliada a 161.400 personas dentro del régimen subsidiado y 11 mil del contributivo. El cierre de ESIMED estaba siendo soportado por la red pública de hospitales a través de entidades como Santa Mónica, la ESE Salud Pereira y San Jorge; situación que ya tenía en dificultades a las entidades públicas por dificultades en el pago de los servicios prestados, comentó Olga Lucía Zuluaga, que también lidera el gremio de los hospitales públicos a nivel nacional.

La medida, aunque necesaria por parte del gobierno nacional, implica un plan de choque por parte del Ministerio de Salud y la Superintendencia Nacional,  por el riesgo de aseguramiento que se tienen en el departamento de Risaralda, en donde en el régimen subsidiado existe una concentración de usuarios, representado en Medimás antes Cafesalud y Asmetsalud S.A.S; sin embargo ésta última entidad que tiene 160.500 personas afiliadas, no puede recibir más usuarios porque se encuentra en medida de vigilancia especial.”, explicó.

En ese sentido, se solicita que el gobierno nacional: habilite a una EPS del régimen subsidiado con la suficiente capacidad técnica y financiera para que garantice el aseguramiento de la población y a su vez una capacidad financiera que le permita garantizar el flujo de recursos a los prestadores, quienes ya se encuentran en dificultades para terminar el año por los recursos que se encuentran atrapados en Saludcoop en liquidación, Cafesalud EPS, Coomeva y ahora Medimás que con escasos 14 meses de funcionamiento ya adeuda a la red de Risaralda nueve mil novecientos cincuenta millones de pesos ($9.950.000) a junio de 2018 deudas distribuidas así:  $4.100 millones son al contributivo y 5.900 millones de pesos al subsidiado. Realice plan de choque que garantice el pago de la deuda de Medimás y se garantice a través del giro directo el pago de lo facturado por servicios prestados a la población en tránsito, mientras se logra una reforma estructural al sector.

 

No Comment

0