Artículos

SUPERINTEDENCIA NACIONAL DE SALUD AGOTA VÍAS ADMINISTRATIVAS PARA FLUJO DE RECURSOS PARA HOSPITALES DE RISARALDA

A pesar de haber sido programadas con tiempo las mesas de flujo de recursos entre prestadores públicos de Risaralda y las principales EPS, en busca de generar un compromiso serio y definitivo para el reconocimiento de cartera y fechas de pago, al final de las mesas realizadas en la Superintendencia Nacional de Salud, las EPS citadas del contributivo (Nueva EPS y Coomeva EPS) y en el subsidiado (Medimás EPS y Pijos Salud), dejaron claro que no tienen voluntad de pago con tiempos coherentes y reales para que los Hospitales de Risaralda continúen prestando servicios sin dificultades.

Las esperanzas de las Empresas Sociales del Estado, para lograr una conciliación que estaba programa para los días 29 y 30 de abril en la Superintendencia nacional de Salud, con el propósito de mejorar su flujo de recursos y así disminuir las importantes carteras que tienen con los Hospitales, finalmente fue frustrada por la posición de las EPS en donde en la mayoría de casos, no se lograron firmar acuerdos de pago por presentar cifras ilógicas para los hospitales públicos. En el caso de Coomeva EPS, presentó propuestas para pagar la deuda en 48 cuotas y Nueva EPS, presentó propuesta de pago a una de las ESE de diez (10) millones de pesos a una deuda de doscientos diez (210) millones de pesos, es inadmisible.

Para la directora Ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda, Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, la situación dejó bastante preocupados a las directivas de los Hospitales, ya que fueron a una conciliación realizada en las dependencias de la Superintendencia Nacional de Salud, donde se esperaba que, bajo la mirada de la entidad de vigilancia y control, se generaran unos acuerdos coherentes precisamente con la cartera.

Para la Asociación de Hospitales de Risaralda, las EPS no llegaron con voluntad, no se hicieron presentes los representantes legales y las personas que asistieron no tenían poder de decisión para tomar una determinación definitiva, lo que dejó un

sinsabor entre las directivas de los Hospitales que llegaron con la esperanza de recuperar su cartera o por lo menos buena parte de ella.

Después de esta mesa fallida de conciliación de cartera, los Hospitales de Risaralda quedan a la expectativa de las acciones correspondientes de la Superintendencia Nacional de Salud para lograr recuperar la cartera y ahora con los recientes anuncios sobre la revocatoria de Medimás, se hace perentorio la generación de mesas de trabajo con la asistencia de los entes de control para garantizar el reconocimiento de la deuda a los prestadores; puntualizó Zuluaga Rodríguez.

No Comment

0