Artículos

REFORMA A LA SALUD EN COLOMBIA NO SOLUCIONA LOS PROBLEMAS DEL ACTUAL SISTEMA, LOS PROFUNDIZA¡¡¡

La desesperanza parece que será el único sentimiento que podrán padecer los colombianos de llegarse aprobar el proyecto de reforma al sistema de salud presentado por el gobierno nacional. Infortunadamente, y pese a los ingentes esfuerzos realizados por infinidad de sectores – conocedores profundos del tema – por mostrarle al Ministro de Salud las fallas estructurales del actual sistema, todo indica o que los oídos son definitivamente sordos, o que la intención maquiavélica de convertir la salud de los colombianos en una mercancía que rente multimillonarias ganancias a unos pocos, y a la que sólo puedan acceder los privilegiados, se profundizará en la actual administración.

El proyecto presentado ante el Congreso por el gobierno nacional como la gran panacea, no soluciona temas como el paseo de la muerte, trabas para la prestación de servicios, largas filas de espera para las autorizaciones, ni la fragmentación de la atención, la segmentación de la población entre ricos pobres y más pobres; lo cual, deja entre los actores de la salud el sinsabor de la derrota al percatarse que las recomendaciones planteadas para el beneficio común de la ciudadanía, no son fueron escuchadas.

No es cierto, que la intermediación de las EPS se acaba, simplemente tendremos un cambio de nombre a gestoras y una modificación de forma jurídica al convertirlas en sociedades anónimas; sin embargo, cuando se analiza en el proyecto las responsabilidades de las hoy EPS con las nuevas gestoras, curiosamente, sólo se les cambia una responsabilidad, el riesgo financiero, es decir, continuarán dando las autorizaciones para los procedimientos

medicamentos, cirugías y demás insumos que hoy presta el POS y que con el proyecto de reforma será Mi-Plan; serán las encargadas de realizar la auditoría y las autorizaciones para que el nuevo fondo, pague a los prestadores y recibirán recursos por varios conceptos, incluso por pagar incapacidades, lo cual, hoy en día no reciben y como si fuera poco, tendrán derecho a recibir recursos si existen excedentes al final del ejercicio anual.

El Proyecto se enfoca en “regular” el mercado de la enfermedad, apartándose de la salud pública, dado que acaba con la implementación de APS, Redes integradas de servicios de salud e incrementa la posibilidad que las nuevas gestoras, léase EPS, tengan integración vertical, es decir presten el servicio con sus propias instituciones, incluso en las especialidades básicas (medicina interna, cirugía, pediatría y cirugía general), puerta de entrada al sistema y motivo de frecuentes barreras de acceso.

Finalmente, no podemos dejar de plasmar nuestra sorpresa por lo que quizás es uno de los puntos más desconcertantes de la propuesta del gobierno es el hecho de que mediante éste proyecto, se pretenda transformar los recursos públicos del sistema de seguridad social a carácter de privados, una vez que salgan del nuevo fondo (Salud-Mia); situación que permitiría que las nuevas gestoras, utilizaran los recursos como a bien consideren sus dueños, es decir, equipos de fútbol, canchas de golf, inversiones en lujosos hoteles, entre otros.

Así como están las cosas, esperamos que nuestros Honorables Congresistas sean quienes realmente escuchen la voy del pueblo y respondan a las necesidades de la población que los ha elegido, corrigiendo las grandes deficiencias del proyecto presentado por el gobierno.

Atentamente,

OLGA LUCIA ZULUAGA RODRIGUEZ

Directora Ejecutiva

 

 

No Comment

0