Artículos

Asmet Salud pone en riesgo a usuarios afiliados en el Hospital de Belén de Umbría

Asmet Salud EPS no ha realizado los giros correspondientes a la capitación (pago anticipado mensualmente) del Hospital San José de Belén de Umbría en los meses de agosto y septiembre que son aproximadamente 190 millones de pesos mensuales, por tanto, la deuda está cercan a los $380 millones de pesos.

Esta situación tiene en riesgo al Hospital de la localidad, ya que el centro asistencial continúa atendiendo a los pacientes de esta EPS sin ninguna restricción y generando oportunidad en la atención, no obstante, la ausencia del giro que debe realizar la EPS, coloca en riesgo la continuidad en la atención de cerca de 14 mil ciudadanos dada la imposibilidad de pago que tiene el hospital con sus proveedores y personal médico por la ausencia del giro por segundo mes consecutivo.

«Es claro que Asmet Salud está violando la norma, porque ellos deben garantizar el giro directo, creado para garantizar el flujo de los recursos y la atención de los usuarios, lo que en este caso se ve reflejado en la inviabilidad del centro asistencial» dijo el gerente del Hospital San José de Belén de Umbría, Fredy Montoya.

“No se justifica que esta EPS, coloque en riesgo la prestación de los servicios por segundo mes consecutivo, sin contar con la cartera que cada vez está acumulándose y hasta ahora, no se han generado citas de conciliación efectivas para lograr acuerdos de pago”, dijo Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda.

Otras de las razones que da Asmet Salud para no cumplir con el pago de giro directo es que el año pasado ellos hicieron un anticipo por sesión de recursos, por 200 millones, pero ni la entidad ni el centro asistencial tienen el respectivo comprobante de pago, lo que al parecer es una maniobra dilatoria.

Dificultades

El no pago de estos dos meses del giro directo que tenía obligatoriamente que realizar Asmet Salud, se ve reflejado en los indicadores financieros como es el porcentaje de recaudo frente a lo facturado en el régimen subsidiado, que debe estar por encima de 80 por ciento y con este faltante no llegaría al 50 por ciento en este tercer trimestre.

Además, los recursos son orientados a la operación del Hospital, así como en medicamentos, insumos y nómina que en su momento el centro asistencial no tendrá como cancelar, originando unas cuentas por pagar que antes no se tenían, afectado el estado financiero.

Según el gerente, el 70 por ciento de la población está afiliada con Asmet salud y se está atiendo normalmente, a pesar que la EPS lleva dos meses sin cumplir con sus obligaciones y violando el contrato de cápita que es de pago anticipado.

Alerta

De no hacerse el pago oportuno, el Hospital no podrá soportar la operación de la prestación de servicios a la población a su cargo, adicionalmente, el hospital podría entrar en riesgo financiero porque se estarían generando cuentas por pagar al empezar a deber a los proveedores.

No Comment

0