Entradas recientes

Artículos

Escuchar y dialogar, dos formas que pueden evitar un suicidio

  • Día Mundial para la Prevención del Suicidio, 10 de septiembre

Desde la red pública en Risaralda se hace el trabajo conjunto de prevención del suicidio, con el fin de generar espacios de conciencia en la ciudadanía y que mejore el dialogo como mecanismo para identificar a las personas que tengan alguna intensión de este tipo.

El suicidio genera ese impacto social, que afecta a las familias y a los allegados de quienes atentan contra su vida. Por eso desde la Asociación de Hospitales de Risaralda se enfatiza en identificar esas conductas que se consideran alarmas como son el aislamiento, la falta de comunicación, las dificultades económicas y emocionales, el tener una enfermedad crónica, el abuso de sustancias alucinógenas y del alcohol, entre otras.

“El suicidio es un problema de salud pública, así lo demuestran las cifras entregadas en las últimas horas por la Secretaría de Salud de Risaralda, que informó que entre enero y agosto del presente año se presentaron 45 casos en el departamento y 625 gestos suicidas, donde menores y jóvenes son la población donde más casos se reportan”, dijo Olga Lucía Zuluaga, directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda.

La cuarentena y el aislamiento que durante el inicio de la pandemia se aplicaron en el país como mecanismo para mitigar los riesgos generados por el virus, originaron que este tipo comportamientos aumentaran, debido  posibles casos de soledad, preocupaciones por los económico y la vida social, por eso no se pueden bajar la guardia con los programas de prevención en cada municipio.

Desde la red pública se hace un llamado para que se fortalezca el diálogo,  buscar con quien hablar, compartir, expresar los sentimientos, acercarse a la familia, a los amigos, a los conocidos o a las instituciones, para que encuentren el apoyo y encuentren otras posibilidades alternativas para la vida.

En el caso de los niños y jóvenes, como padres de familia, buscar reducir espacios que alimenten estas intenciones, que se den garantías que suplan las necesidades y a su vez generar un ambiente emocional con base en el amor, fortalecer el desarrollo de la personalidad, estar atento a sus conductas y orientarlo para que atender asumir cada situación que se le presente.

“Nuestros hospitales están preparados para brindar un acompañamiento  psicológico básico a las personas que los necesiten, saben enfrentar cada situación que se presente y se fortalece el dialogo”, agregó Zuluaga Rodríguez.

No Comment

0